Jose Baena

Sobre mí

José Baena Baena, Madrid (1981), poeta y narrador
Este de aquí que sonríe soy yo. Nací en Madrid en 1981.

Estudié telecomunicaciones porque quería saber cómo funcionaban las palomas, los cables, el aire entre medias. Cada antena o terminal, cada lenguaje o sistema, todos fantásticos camiones de reparto: la información que llega a la puerta y se consume. De una forma u otra todo son palabras, conceptos anclados a signos. Nada significará otra cosa que lo que de antemano se acuerde. Un redil es un redil, sí, y de la oveja la lana, y de la lana el jersey.

La poesía (y de manera más general, la literatura) permite saltarse esas reglas. De repente una oveja puede ser una nube al abrigo en el cielo o un diente de león desarbolado. Uno puede hacerse pequeño y pasar por el hueco de la verja, o crecer de repente y que el aprisco no sea más que una baldosa.

La literatura, entonces, es para mí el vehículo definitivo: puede estar aquí o allí y en todas partes, no presenta límites de aforo, puede valerse de ruedas, patas, alas o hipervelocidad, sonar a cinta, CD o vinilo, llevarte en linea recta en todas direcciones o enlazarte de curvas para dejarte en el sitio. No, esto no es un anuncio de coches.

Lo que trato de decir con todo esto es que las palabras, en su combinación creadora, renuevan nuestra percepción del mundo, permiten construirlo y cuestionarlo, a él y a nosotros mismos, en un diálogo de posibilidades infinitas. Ahí residen para mí la libertad y la emoción.

Por tanto, leo y escribo para descubrir. El mundo, a mí. Leo y escribo para emocionarme.